Pasión por enseñar!

No conozco a ninguna otra persona además de Merlí que tenga una pasión tan grande por enseñar, como tu. Es admirable tu vocación, cuando enseñas con el corazón termina sobrando cualquier título universitario. Soy una persona muy reservada y cuando empecé el curso creí que sería muy difícil aprender por lo sería que soy, pero me diste la confianza y la comodidad de soltarme para poder aprender sin estar nerviosa todo el tiempo. Llevar un curso para aprender un idioma a veces no es fácil, pero tu lo hiciste fácil y divertido. Fue una gran aventura y todo un placer aprender contigo. Es genial el gran trabajo que haces por enseñarnos, una gran parte es toda la información y la teoría que nos enseñas pero lo que más destaca es esa personalidad que te caracteriza la que hace aún más grande tu trabajo, esa actitud y las ganas que le pones, la sonrisa con la que nos haces sentir tan cómodos y en confianza. Hacen falta más maestros con tu vocación y tus ganas de enseñar.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.